“La demanda es alta en hospitales, pero no hay niños sin atención” - Diario Ciudadano

PUNILLA

13/05/2022

“La demanda es alta en hospitales, pero no hay niños sin atención”

Por Redacción Punilla




Desde hace pocas semanas comenzó a funcionar como todos los años la sala de situación de Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) en niños y niñas menores de cinco años, en el marco del plan sanitario de contingencia que se pone en marcha cada temporada invernal en la provincia de Córdoba.

Durante los últimos encuentros, se informó que para fines de abril, el 25,4% de las consultas en hospitales y centros de salud públicos eran por IRAB. Desde inicio del año, el 40% de las afecciones respiratorias fueron de Influenza tipo A; el 25% de virus sincicial respiratorio; el 16% de metapneurovirus; el 14% de adenovirus y un 5% de influenza.

Contagios en aumento y guardias repletas
Varias familias vienen advirtiendo que las guardias hospitalarias se muestran repletas y que los contagios por enfermedades respiratorias en niños y niñas vienen en aumento. Del mismo modo, el gremio que agrupa a los trabajadores de la salud difundió un comunicado esta semana en el que mostró su preocupación.

“No comenzó el invierno y ya está sobrepasada la capacidad en el Hospital de Niños. De 16 camas en terapia, estamos con 20; o sea, la máxima capacidad para contingencias. Pero la demanda sigue siendo enorme a tal punto que ya hay 7 niños más en la guardia central con respiradores. La UCI está llena, las salas también. El 90% de los pacientes tienen afecciones respiratorias. No damos abasto ni con el personal ni con la aparatología”, explicaron desde la UTS.

La Nueva Mañana consultó sobre el tema a Marcela Yanover, directora de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud provincial, quien confirmó que la demanda es alta pero “esperable”. Dijo también que la situación es dinámica; es decir, puede cambiar de un día al otro, o de una semana a la otra.

“Lo que está ocurriendo es lo esperable. Al haber una apertura de todas las actividades y concurrencia presencial de los niños y niñas en los jardines de infantes y las escuelas, la dinámica de los virus respiratorios no es la misma que la que hubo durante la pandemia en donde prácticamente no se vieron casos de IRAB. Esto mismo está ocurriendo a nivel nacional, y es dinámico. Permanentemente desde el Ministerio estamos trabajando para reforzar el número de camas y de recursos humanos, según la situación. Por esta razón, si bien la demanda es alta, hasta ahora no ha habido ningún niño o niña que haya quedado sin atención”, enfatizó.

Atención primaria para evitar la espera en hospitales
Yanover enfatizó que si los chicos presentan fiebre y síntomas de afección respiratoria, pero su estado no reviste gravedad, es preferible esperar al día siguiente y realizar una consulta médica en el CAP del barrio. “A veces, se ven largas colas de espera en los hospitales. Por eso es importante darle un mensaje a la población en general. Independientemente de que sí o sí hay que hacer una consulta médica, si los chicos son más grandes, no están desanimados, y se les puede controlar la fiebre, lo mejor es hacer la consulta en el Centro de Atención Primaria (CAP) cercano a la casa, y dejar la atención hospitalaria para aquellos casos más graves o que son derivados”, aconsejó. Dichos casos son cuando no baje la fiebre, o haya dificultad para respirar o para dormir.

En ese sentido, admitió: “Hay más aumento de demanda en los hospitales estas semanas. Pero es algo esperable y la situación es muy dinámica. Permanentemente se está trabajando en el número de camas y el recurso humano con el que contamos. Pero hay momentos en que las guardias se resienten y esto genera la presión de los gremios”, indicó.

La directora de Maternidad e Infancia coincidió con la sensación de “relajamiento” ante la baja de casos de Covid-19, que hizo que se utilice menos el tapabocas, las manos se laven con menos frecuencia al igual que el uso del alcohol en gel.

“Es difícil, por más que se sigue insistiendo en que hay que mantener las medidas de precaución. En especial en las escuela, con el lavado de manos, el barbijo y la ventilación de los establecimientos y las aulas. Pero el hecho de haber vuelto a la presencialidad plena hace que la circulación viral aumente. No obstante, el virus que está predominando es el de la influenza. Que ya sabíamos que se iba a adelantar en todos los grupos etarios. Es por esta razón que también se adelantó la vacunación antigripal y se insiste a la comunidad que concurra a los vacunatorios y no se dejen estar. En especial, los grupos de riesgo, como niños menos de dos años o mayores de 65”, explicó.

También precisó que ese adelantamiento de la circulación del virus hace que estas semanas haya más gente enferma. “Y cuanto más paciente hay, se presentan algunos cuadros de mayor gravedad que aumentan el requerimiento de más camas. Lo cierto es que la situación cambia día a día, semana a semana. Por eso, estamos atentos al número de camas ocupadas y la cantidad de recursos humanos con los que se cuentan para cubrir la atención de todos”, manifestó Yanover, e insistió: “Las emergencias no se han dejado de atender. Los pacientes que lo han requerido, accedieron a la complejidad que necesitaron, con todo el esfuerzo que pone el equipo de salud y el del Ministerio”.

Vacunación pediátrica contra el Covid
Durante el último encuentro de la sala de situación de IRAB, se informó también sobre el monitoreo de casos de Covid-19 en centros educativos. En ese sentido, se supo que durante abril hubo un leve aumento de casos pero no se registró un índice elevado de ausentismo.

Si bien el año pasado hubo cierta reticencia por parte de algunos padres y madres en vacunar contra el Covid a sus hijos e hijas, los porcentajes que maneja el Ministerio de Salud de la provincia este año son alentadores.
“Al no ser una vacuna de calendario y no ser obligatoria, la recomendación sigue siendo la de vacunar, pero un poco queda en manos de los padres llevarlos o no a los vacunatorios. Por eso apelamos a los profesionales de la salud para que lo recomienden. Hoy por hoy, está probado que la vacuna contra el Covid-19, no disminuye tanto la probabilidad de contagio sino la gravedad de los cuadros y la posibilidad de contagiar a otras personas del grupo conviviente o no conviviente que puedan ser de riesgo”, explicó la directora.

“Es verdad que las coberturas no son las esperadas. De todos modos, al 30 de abril, la vacunación del grupo etario de 3 a 11 años alcanzó el 94,9% para la 1° dosis y completó el esquema un 86,2%. Además, el 41,8% recibió el refuerzo. Por su parte, en el grupo de 12 a 17 años, el 96% ya tiene la primera dosis, el 86% la segunda dosis, y el refuerzo llega al 48,7%, de la población pediátrica”, detalló Yanover. Y evaluó: “A pesar de que hubo al principio un poco de reticencia, hay que seguir insistiendo con las coberturas. Porque hoy los porcentajes de vacunación en la población pediátrica que manejamos, no son malos”.










Videos