la-justicia-francesa-devuelve-un-pissarro-a-una-familia-expoliada-en-el-nazismo - Ciudadano Sur

SOCIAL Y CULTURAL

08/11/2017

La justicia francesa devuelve un "˜pissarro"™ a una familia expoliada en el nazismo




La justicia francesa ha decidido este martes devolver el cuadro La cosecha, del artista impresionista Camille Pissarro, a los descendientes de un coleccionista judí­o que fue despojado de sus obras en 1943, durante la ocupación de Francia por parte de la Alemania nazi. El tribunal ha fallado a favor de los familiares de Simon Bauer, que el año pasado descubrieron que el cuadro estaba expuesto en el museo Marmottan Monet, de Parí­s, al que se lo habí­a prestado una pareja de coleccionistas estadounidenses, el matrimonio Toll, que lo compró en una subasta en 1995.
La cosecha, pintado en 1887, es uno de los 93 cuadros de la colección del francés Simon Bauer, gran amante del arte nacido en 1862, quien hizo fortuna con la industria del calzado. Esta colección le fue confiscada en 1943 y vendida por un marchante designado por el comisariado de asuntos judí­os del régimen colaboracionista de Vichy.

En julio de 1944, el coleccionista fue enviado al campo de concentración de Drancy, cerca de Parí­s, y evitó la deportación a un campo de exterminio alemán gracias a una huelga de ferroviarios. A su muerte, en 1947, solo habí­a logrado recuperar una pequeña parte de sus cuadros. Sus descendientes continuaron la búsqueda.

"Mis clientes estarán muy decepcionados por no poder recuperar este cuadro, estaban muy apegados a él. Con toda probabilidad, apelarán", ha afirmado el abogado de la pareja, Ron Soffer. "No consideran que les corresponda pagar por los crí­menes del régimen de Vichy. En el catálogo de la venta no se precisaba en ningún lugar que el cuadro habí­a sido confiscado", ha añadido.

A principios de este año, la familia Bauer emprendió acciones legales al enterarse de que La cosecha estaba expuesto en el museo Marmottan Monet, prestado por una pareja de coleccionistas estadounidenses, en el marco de una retrospectiva consagrada a Pissarro. Los Toll lo habí­an comprado en 1995, en una subasta en Christie's de Nueva York. Pagaron 800.000 dólares (690.000 euros). En la actualidad, la obra se encuentra bajo depósito en el establecimiento público de los museos de Orsay.

En una emocionante audiencia ante jueces civiles del tribunal de Gran instancia de Parí­s, el pasado 10 de octubre, el último nieto aún vivo de Simon Bauer, Jean-Jacques Bauer, invocó la "memoria" de su abuelo y de su padre, detenidos por la Gestapo en 1941, "expoliados moralmente, fí­sicamente, materialmente".

Su abogado, Cédric Fischer, habí­a pedido la devolución de la obra basándose en un "texto excepcional", la orden de abril de 1945 sobre la nulidad de los actos de expolio. La familia Bauer sostiene que la venta de los cuadros después de su confiscación está anulada desde noviembre de 1945, y que eso atañe de hecho a todas las transacciones anteriores. "El derecho a la devolución es imprescriptible", pues "se basa en un crimen contra la humanidad", dijo el abogado Fischer.

En esta batalla, los descendientes de Simon Bauer consideran que el matrimonio Toll es especialista en arte y que ambos "sabí­an" que el cuadro habí­a sido expoliado, pues La cosecha figura en la lista de este tipo de bienes. La pareja, sin embargo, insiste en su buena fe y reitera que ambos ignoraban por completo la agitada historia del cuadro.








Videos