un-boxeador-de-barrio - Ciudadano Sur

DEPORTES

30/08/2018

Un boxeador de barrio




David tenia 13 años cuando por problemas de salud, debió comenzar actividad física, encontró en el boxeo una manera de bajar los 112 kilos que por aquellos años tenia. Hoy, dos años después cuenta con 85 y encontró en este deporte no solo una manera de cuidar su salud, sino su pasión, ademas de la contención que le dan en el Centro Vecinal de Barrio Empalme Obrero en donde lo practica bajo la supervisación de su entrenado Claudio Torres.
Cuando le preguntamos sobre esta pelea que se llevará a cabo el 7 de Septiembre en el Gimnasio de Box de Corral de Palos dice: "estoy apto para competir, es algo único, que se da en la vida y el tren pasa una sola vez y bueno, me subí".
Con tan corta edad, uno piensa en los miedos que puede llegar a sentir, pero Carmona responde como todo un profesional: "cuando haces lo que te gusta, lo haces con pasión".
La que si debió digerir mas la noticia fue su mamá, quien obviamente se preocupa por los golpes que pueda llegar a recibir arriba del ring, "le preocupan los golpes en la cabeza"; pero en su padre encontró mayor acompañamiento, "el practica el deporte conmigo", pero ambos coinciden en algo, en estar al lado de su hijo y apoyarlo en aquello que a él lo hace feliz, por eso estarán sentados en las gradas para alentarlo.
Ademas de estarle agradecido al deporte por hacerle ver la vida de otra manera, David no se olvida de quienes lo acompañan día a día para que éste, su sueño, se haga realidad, por eso dice: "le agradezco a mi familia, a Ezequiel Miranda, por darme el espacio en el CV y a Claudio Torres, que no solo me entrena, sino que me enseña todo lo que él sabe".
Según dicen quienes lo conocen, David es una joven promesa que salio del Centro Vecinal de un barrio.

 

 

 

Para un deportista, poder triunfar en lo que tanto le gusta, es el sueño de su vida, David Carmona esta a punto de realizarlo, pero un solo error puede alejarlo para siempre de lo que tanto lo apasiona, el ring.
Y es que con 15 años nunca faltan las discusiones y las provocaciones entre aquellos que quieren intentar pelear, pero debajo de las cuatro cuerdas.
En este sentido, dice: "siempre tenes alguno que te busca quilombo, pero si caigo puedo perder mi futuro"; ademas de esto, nunca esta de mas quien por envidia o celos, hacen las cosas difíciles: "te llegan a pinchar los guantes", por lo que el joven prefiere evitar este tipo de personas y quedarse con aquellas que no solo lo apoyan en su carrera, sino que también lo hacer crecer como persona, con valores y amor por el deporte.








Videos